Kare Anderson: Sé un Fabricante de Oportunidades

Kare Anderson: Sé un Fabricante de Oportunidades

Cuando crecí me diagnosticaron timidez crónica, y, al igual que al menos otras 20 personas en esta habitación, yo era tartamuda. ¿Te atreves a levantar la mano?

Y se pega con nosotros. Realmente se pega con nosotros, porque cuando se nos trata de esa manera, nos sentimos a veces invisibles o que hablamos en los alrededores. Y cuando empecé a mirar a la gente, que es en su mayoría todo lo que hice, me di cuenta de que algunas personas realmente querían atención y reconocimiento. Recuerden, yo era joven entonces. Así que, ¿qué hicieron? Lo que hacemos todavía tal vez demasiado a menudo. Hablamos acerca de nosotros mismos. Y sin embargo, hay otras personas que observé que tenían lo que yo llamo una mentalidad de mutualidad. En cada situación, encontraron una manera de hablar de nosotros y  crear esa idea de “nosotros”.

Así que mi idea de reimaginar un mundo es ver uno donde todos nos convertimos en mayores fabricantes de oportunidades con y para los demás. No hay mayor oportunidad o llamado a la acción para nosotros ahora de convertirnos en fabricantes de oportunidades que utilizen los mejores talentos juntos más a menudo para el bien comun y lograr cosas que no podríamos haber hecho por nuestra cuenta. Y quiero hablarte acerca de eso, porque incluso más que dar, más que dar, es la capacidad para que hagamos algo más inteligente juntos para el bien comun que nos levante tanto hacia arriba y que podamos escalar. Es por eso que estoy aquí sentada, pero también quiero señalar algo más:… Cada uno de ustedes es mejor que nadie en algo. Esto refuta esa idea popular de dice que “si tu eres la persona más inteligente en la sala, tu estás en la habitación equivocada”. (Risas)

Así que déjenme decirles acerca de una fiesta en Hollywood a la que fui hace un par de años atrás, y me encontré con una actriz, y pronto estábamos hablando sobre algo que nos apasionaba: El arte público. Y ella tenía la ferviente creencia de que cada nuevo edificio en Los Angeles deberia tener arte público en el mismo.  Ella quería una regulación para ello, – quién está aquí desde Chicago? – Ella empezó fervientemente a hablar de estas esculturas reflectantes en forma de frijol en el Parque del Milenio, y la gente caminaba hasta él y que había una sonrisa en el reflejo de la misma, y que podian posar y tomarse selfies juntos, y reir. Y como ella estaba hablando, un pensamiento vino a mi mente y me dije:

“Yo conozco a alguien que debes conocer. Él está saliendo de San Quintín, en un par de semanas y él comparte tu deseo ferviente de que el arte debe participar y permitir que las personas puedan conectarse.” (Risas)

Él pasó cinco años en solitario, y lo conocí porque di un discurso en San Quintín, y es bien preparado y tiene una vista bien sensible porque es aficionado. Tenía un régimen de entrenamiento que hizo todos los días. (Risas) Creo que ella me estaba siguiendo en ese punto. Le dije: “Él sería un aliado inesperado” Y no sólo eso. Este James es un arquitecto y profesor, y le encanta crear lugares, y el crear lugares es cuando tienes esas mini-plazas, paseos urbanos, donde están salpicadas de arte, donde la gente se inspira y vienen y hablan a veces. Creo que harían buenos aliados. Y de hecho lo eran. Se reunieron juntos. Prepararon. Hablaron delante del Ayuntamiento de Los Ángeles. Y los miembros del consejo no sólo aprobaron la
regulación, la mitad de ellos bajaron y pidieron que posaran con ellos después. Ellos fueron sorprendentes, convincentes y creíbles. No se puede comprar eso.

Lo que les estoy pidiendo a considerar es qué tipo de fabricantes de oportunidad nosotros podemos ser, porque más allá de la riqueza o títulos de fantasía o una gran cantidad de contactos, es nuestra capacidad para conectar a las personas con el mejor lado del otro y llevarlo a cabo. Y yo No digo que esto es fácil, y estoy segura que muchos de ustedes han hecho malos movimientos muchas veces sobre a quién usted a querido conectar con, pero lo que quiero sugerir es, que esta es una oportunidad.

Pensé al mirar hacia atras cuando Yo era una periodista del Wall Street Journal y estaba en Europa y se suponía que debía cubrir las tendencias y tendencias que trascendían los negocios o la política o el estilo de vida. Así que tuve que tener contactos en diferentes mundos muy diferentes al mio, porque de lo contrario no se podría detectar la tendencia. Y en tercer lugar, tuve que escribir la historia de tal manera que tenia que estar en el lugar del lector, para que pudieran ver cómo estas tendencias podrían afectar sus vidas. Eso es lo que los fabricantes de oportunidades hacen.

Y aquí hay una cosa extraña: A diferencia de un número creciente de estadounidenses que están trabajando, viviendo e interactuando con personas que piensan exactamente como ellos porque entonces nos volvemos mas rigidos y extremos, los hacedores de oportunidad están buscando activamente situaciones con personas diferentes a ellos y estan construyendo relaciones, y porque lo hacen, ellos han confiado en las relaciones donde pueden conseguir el equipo adecuado y reclutarlos para resolver un problema mejor y más rápido y aprovechar más oportunidades.

No están ofendidos por las diferencias, están fascinados por ellos, y eso es un gran cambio de mentalidad, y una vez que lo sientes, quieres que suceda mucho más.

Este mundo nos pide tener una mentalidad colectiva, y yo creo en ello. Es especialmente importante ahora. ¿Por qué es importante ahora? Debido a que las cosas que se pueden concebir como aviones no tripulados, drogas y recopilación de datos, pueden ser ideados por más personas, de formas más baratas para fines benéficos y luego, como sabemos por las noticias todos los días, que pueden utilizar para fines peligrosos. Se nos pide a cada uno de nosotros, a un llamado superior.

Pero aquí está la guinda del pastel: No es sólo la primera oportunidad que haces con alguien que probablemente sea su más grande oportunidad, como una institución o un individuo. Es después de haber tenido esa experiencia y confiar en los demás. Son las cosas inesperadas.. que se diseñaron más tarde que nunca podrías haber predicho. Por ejemplo, Marty es el esposo de la actriz que he mencionado, y él los observaba cuando estaban practicando, y de pronto estubo hablando con Wally mi amigo el ex convicto, sobre eso del régimen de ejercicios. Y pensó, tengo un conjunto de canchas de racquetball. Este tipo podría enseñar alli. Una gran cantidad de personas que trabajan son miembros de mis canchas. Son viajeros frecuentes. Ellos podían practicar en su habitación del hotel, sin proporcionarles un equipo.

Así es como Wally fue contratado. No sólo eso, años mas tarde el también estaba enseñando racquetball. Años despues, él estaba enseñando a los profesores de racquetball. Lo que estoy tratando de decir, es que cuando se conecta con la gente en torno a un interés y acción en común, te estás acostumbrado a las cosas casuales que suceden en el futuro, y creo que eso es lo que estamos viendo. Nos abrimos a esas oportunidades, y en esta sala estan actores claves y la tecnología, los principales actores que están en una posición única para hacer esto, para escalar los sistemas y proyectos juntos.

Así que aquí está lo que estoy pidiendo que hagas. Recuerden los tres rasgos de los fabricantes de oportunidades.

  • Los fabricantes de Oportunidades siguen afinando su principal fuerza y se convierten en buscadores de patrones.
  • Se involucran en mundos diferentes a sus propios mundos que sean de confianza y donde puedan ver esos patrones.
  • Y se comunican para conectar a su alrededor los puntos claves de interés comun.

Entonces lo que te estoy diciendo es, que el mundo está hambriento. Sinceramente, creo, en mi experiencia más cercana, el mundo está habriendo de que nos unamos juntos como fabricantes de oportunidades y emular esos comportamientos como muchos de ustedes ya lo hacen. Lo sé de primera mano – y para reimaginar un mundo donde utilizemos nuestros mejores talentos juntos más a menudo para lograr grandes cosas juntos que lo que podríamos hacer por nuestra propia cuenta.

Sólo recuerda, como dijo una vez a Dave Liniger,

“No se puede tener éxito llegando a la olla de la suerte con sólo un tenedor” (Risas)

Muchas gracias. Gracias. (Aplausos)

Ver a Kare Anderson

Por favor comparta este artículo con sus amigos y familia:

No Comments

Post a Reply